↑ Volver a ORACIONES

Rezo del Rosario en Honor a la Santísima Virgen de Guadalupe

Por la señal…

Señor mío  Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero Creador y Redentor mío, por ser Vos quien sois, y por qué os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido propongo enmendarme y confesarme a su tiempo, y ofrezco cuanto hiciere en satisfacción de mis pecados, y confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que me perdonéis por vuestra preciosa sangre, y me daréis gracia para nunca más pecar. Amén.

 

Ofrecimiento

¡Oh Purísima Virgen de Guadalupe!, a quien amo tiernamente como a mi verdadera y dulcísima Madre, dígnate admitirme en tu sagrada presencia; aquí vengo a ofrecerte el Santo Rosario con que deseo honrarte. Quiero hacerlo así, recordando el número de estrellas que adornan tu regio manto.

También vengo, Soberana Señora, a pedirte el remedio de las necesidades públicas y de las particulares que me aquejan. ¿A quién he de recurrir, si no a Ti que eres mi Madre? Muéstrame la suave compasión que mostraste a Juan Diego.  Es verdad, que no lo merezco porque no tengo las virtudes de aquel piadoso indio; más, espero de tu misericordia que me darás un corazón puro y amante como el suyo, para saber agradarte. Así podré oír en el fondo de mi alma aquellas dulcísimas palabras que le dijiste: “Hijito mío, no te aflijas”¿Por ventura no estoy aquí yo que soy tu Madre?.

¿No estás bajo mi amparo?

Madre mía dulcísima, te suplico que bendigas a toda tu nación mexicana, para que venga a ella el reinado de Jesucristo. De modo especial, protege a los que te somos devotos, para que formando tu familia íntima en esta vida, tengamos la dicha de formar tu corte predilecta allá en el cielo, donde contigo alabaremos eternamente al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo… Amén.

  •  Señor, abre mis labios, y mi boca anunciará tu alabanza.
  • Atiéndeme sin tardanza, dame tu auxilio y favor.
  • Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo –  Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

 

Misterios Gozosos

(Lunes y  sábados)

1. La Encarnación del Hijo de Dios (Lucas 1:26-38).

2. La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel (Lucas 1:39-53).

3. El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén (Lucas 2:6-19).

4. La Purificación de Nuestra Señora (Lucas 2:22-40).

5. El Niño perdido y hallado en el Templo (Lucas 2:41-52).

 

Misterios Dolorosos

(Martes y Viernes)

1. La Oración del Huerto (Mateo 26:36-41).

2. La Flagelación del Señor (Juan 18:36-38; 19:1).

3. La Coronación de espinas (Marcos 15:14-17; Mateo 27:24-30).

4. La Cruz a cuestas (Juan 19:17; Lucas 9:23).

5. Jesús muere en la Cruz (Juan 19:25-30).

 

Misterios Gloriosos

(Miércoles y Domingos)

1. La Resurrección del Señor (Marcos 16:6-8).

2. La Ascensión del Señor (Mateo 28:18-20; Hechos 1:9-11).

3. La Venida del Espíritu Santo (Hechos 2:1-4).

4. La Asunción de Nuestra Señora (Cantar 2:3-6,10).

5. La Coronación de María Santísima (Cantar 6:10; Lucas 1:51-54).

 

Misterios Luminosos

(Jueves)

1. El Bautismo de Jesús en el Jordán (2 Co 5, 21; . Mt 3, 17).

2. Las bodas de Caná (Jn 2, 1-12)

3. El anuncio del Reino de Dios (Mc 1, 15; Mc 2. 3-13; Lc 47-48).

4. La Transfiguración (Lc 9, 35).

5. La Institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual (Jn 13, 1).

 

Dios te salve, María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto, en tus manos encomiendo mi fe para que la alumbres.  llena eres de gracia el señor está contigo bendita eres …

Dios te salve, María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto, en tus manos encomiendo mi esperanza para que la alientes. Llena eres de gracia el Señor está contigo bendita eres…

Dios te salve, María Santísima Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima después del parto, en tus manos encomiendo mi caridad para que la inflames en el fuego de tu divino amor.   llena eres de gracia el Señor está contigo bendita eres …

Dios te salve, María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la culpa original. Amén. Dios te Salve, Reina y Madre, de misericordia…

 

Oración:

Por estos Misterios Santos de que hizo el alma recuerdo te pedimos ¡Oh María! de la fe santa el aumento. La exaltación de la Iglesia, del Papa el mejor acierto, de la nación Mexicana  La Unión y feliz gobierno, Que a Dios el gentil conozca, que vea el hereje sus yerros, que los pobres pecadores tengan arrepentimiento, y los cautivos cristiano salgan de su cautiverio, halle el puerto el navegante, la salud el enfermo, las almas del Purgatorio gozosas vayan al cielo, y que este santo ejercicio tenga ¡Oh Madre! Tal aumento, en todo el orbe cristiano que por tu amor alcancemos en tu Santa Compañía gozar del eterno premio. Amén.

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo óyenos,

Cristo escúchanos,

Padre celestial, que eres Dios, ten piedad de nosotros

Hijo redentor del mundo, que eres Dios, ten piedad de nosotros

Espíritu Santo, que eres Dios, ten piedad de nosotros

Santísima Trinidad, que eres un solo Dios , ten piedad de nosotros

Santa María,                                                                        Ruega por nosotros

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las vírgenes,

Madre de Jesucristo,

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,                                                                                            Ruega por nosotros

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre virginal,

Madre inmaculada,                                                                                                         Ruega por nosotros

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,

Madre del Creador,

Madre del Salvador,                                                                                                       Ruega por nosotros

Virgen prudentísima,

Virgen venerable,

Virgen laudable,

Virgen poderosa,

Virgen misericordiosa,                                                                                                  Ruega por nosotros

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la sabiduría,

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual de elección,                                                                 Ruega por nosotros

Vaso digno de honor,

Vaso insigne de devoción,

Rosa mística,

Torre de David,

Torre de marfil,                                                                                                                                    Ruega por nosotros

Casa de oro,

Arca de la alianza,

Puerta del cielo,

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consuelo de los afligidos,                                                                                        Ruega por nosotros

Auxilio de los cristianos,

Reina de los ángeles,

Reina de los patriarcas,

Reina de los profetas,

Reina de los apóstoles,

Reina de los mártires,

Reina de los confesores,                                                                                                      Ruega por nosotros

Reina de las vírgenes,

Reina de todos los santos,

Reina concebida sin pecado original,

Reina elevada al cielo,

Reina del santísimo rosario,

Reina de la paz,

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.

Bajo su amparo nos acogemos, oh Santa Madre de Dios; no desprecies las súplicas que te hacemos en nuestras necesidades; antes líbranos siempre de todos los peligros, oh Virgen gloriosa y bendita.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

Oración a Nuestra Madre Santísima de Guadalupe

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza, a Ti Celestial Princesa, Sagrada Virgen María te ofrezco desde este día, alma, vida, y corazón. Mírame con compasión; no me dejes Madre mía.

¡Oh Señora mía! Oh Madre mía yo me ofrezco todo a vos y en prueba de mi filial afecto os consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra todo mi ser.

Ya que soy todo vuestro oh Madre de bondad guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra.

 

Bendición de nuestra Madre Santísima de Guadalupe

¡Oh Señora mía! Oh Madre mía,

Soy tu hijo muy ingrato,

Mira que vivo entre peligros,

Y estoy expuesto a perderme,

En Ti solo pongo mi confianza,

Para morir y salir con bien

Del juicio que se me espera

Por mis muchos y grandes pecados

¡María! Madre mía

Dame tu Bendición y toma mi Corazón

Y que en tú Corazón muy tierno

¡Oh Purísima Virgen María!

Este pecador confía

Que lo libres del infierno

Dulce Madre no te alejes

Tú vista de mí no apartes

Ven conmigo a todas partes

Y nunca solo me dejes

Tú que me proteges tanto

Como mi verdadera y dulcísima Madre

Haz que me Bendiga

El Padre, y el Hijo, y El Espíritu Santo.

Amén.